¿Y si fomentamos la lectura en nuestros niños?

¿Y si fomentamos la lectura en nuestros niños?

En 2014, un estudio realizado por la Dirección de Estudios Sociales de la Pontificia Universidad Católica de Chile arrojó que tan sólo un 16% de los encuestados afirmó leer durante su tiempo libre. Esta cifra se tornó preocupante para las autoridades, puesto que el 40% de los niños y adolescentes participantes prefieren pasar su tiempo libre jugando en el computador, en consolas u otros dispositivos.

¿Por qué deberíamos fomentar la lectura? Entre los múltiples beneficios que otorga la lectura, se encuentra el favorecimiento de la concentración y habilidades blandas como la empatía. Así mismo, previene la degeneración cognitiva, traduciéndose en un adulto mayor con menores probabilidades de sufrir Alzheimer o demencia senil.

¿Cómo puedo hacerlo?

En Guía Infantil, recomiendan crear este hábito desde la infancia. Un niño a quien sus padres le leen un cuento al día, tiene más posibilidades de transformarse en un ávido lector a futuro. La extensión de éste no necesariamente es importante, puesto que el infante le otorga la importancia a la acción realizada por sus padres.

De la misma forma, un hijo que observa a sus padres leer con regularidad sentirá la curiosidad de realizar la misma acción. En la primera infancia, los niños tienden a imitar el actuar de sus mayores, por ende, el sólo ejercicio de leer un libro o el diario en frente de él o ella impactará de gran manera en su forma de observar la lectura.

Buscar un género literario que se ajuste a sus gustos y motivaciones personales, éste será un aliciente importante para el desarrollo de su gusto por la lectura. Si le gusta la ciencia ficción, dale cuentos y libros que aborden esa temática. Empezarás a notar que, mediante avance en las lecturas, su progreso lingüístico aumentará de forma considerable.

Esperamos que estos tips sean de gran ayuda para fomentar la lectura y desarrollar habilidades lingüísticas importantes. ¿Quién sabe? Tu hijo podría transformarse en un lector ávido o un escritor famoso.

 

Fuente: Guía Infantil